El FS Salamanca Unionistas ha encajado este sábado su primera derrota de la temporada en un encuentro igualado e intenso hasta la bocina final. El conjunto charro no ha podido con el Intersala Zamora, que decantó la balanza a su favor por 3 a 1.

Se preveía un partido equilibrado entre dos equipos parejos en la clasificación y lo visto en la pista zamorana cumplió con las expectativas. Las defensas se impusieron a los ataques y pese a que los locales llegaron con más asiduidad sobre la meta de Borja en los primeros minutos, los blanquinegros nivelaron la balanza con acciones de Barbero, Tamar o Sergio.

La intensidad defensiva de ambos equipos les llevó a cometer la quinta falta con varios minutos aún por disputar. Beñat dispuso del primer doble penalti, que salvó como pudo el portero zamorano, y después tendría la oportunidad el Intersala Zamora, pero su disparo se marchó fuera. Con el 0-0 se llegó al descanso.

El FS Salamanca Unionistas empezó apretando la segunda mitad y Beñat tuvo una doble ocasión tras un saque de esquina. Sin embargo, los locales iban a aprovechar su primer acercamiento para inaugurar el marcador por mediación de Juanan a los 5 minutos de juego. Poco después, Barbón igualaba el encuentro al beneficiarse de un error en el despeje de la zaga.

La inercia del partido parecía ponérsele de cara al conjunto salmantino, más aún cuando el Intersala Zamora se quedaba con un hombre menos. Sin embargo, en esa superioridad los de Tomás de Dios encajarían el segundo en una acción de banda. Quedaban más de 8 minutos y aún había tiempo para la remontada, pero por más que lo intentaron –incluso con ataques 5 contra 3 en otras dos expulsiones locales–, los blanquinegros no encontraron el camino del gol. Con el equipo volcado, el Intersala Zamora sentenció en los últimos segundos con un tanto del portero.

“Partido igualado hasta los últimos segundos. En la primera parte hemos tenido ocasiones en ambas porterías, los porteros han estado sobresalientes. La clave del partido ha estado en las inferioridades, ha habido expulsados en ambos equipos, y nosotros en el 3 contra 4 hemos sido incapaces de materializar, y no solamente no hemos sido capaces, sino que hemos encajado un gol con una situación que teníamos trabajada durante la semana. Situación adversa, pero estamos en la octava jornada, si bien hemos jugado cinco partidos y esto va a ser una batalla igualada hasta el final. Sabíamos que este partido era importante porque era un rival directo, pero a trabajar ya en el siguiente y, sobre todo, para recuperar los dos que tenemos aplazados y sacar esos puntos adelante puesto que va a ser una liga muy igualada entre 3-4 equipos”, comentaba Tomás de Dios a la conclusión del encuentro.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X